El Choque de Culturas, 4

October 9, 2013
PPV2 160 x 160

Script

El Choque de Culturas, 4

The Clash of Cultures, 4

El pueblo respondió: Sólo al Señor nuestro Dios serviremos, y sólo a él obedeceremos. Josué 24:24

El diccionario define  a la cultura como, “un avance particular en la civilización, o las características más notables de esa nación o estado..” Usualmente pensamos de la cultura como algo positivo. Lo es! Pero también tiene su lado desagradable  y devastador que amenaza a la unidad de la familia.

Comparto con usted siete pautas que ayudarán a controlar la cultura de su hogar y familia:

1.Tome decisiones básicas sobre dónde quiere ir con su vida espiritual.  Como padre, todo comienza o termina con usted.  Fue un padre de familia que hace mucho dijo: “Yo y mi casa serviremos a Jehová”.  Establezca  un curso claro para su familia.

2.  Decida que la Biblia será su brújula.  Esto significa que lo que Dios dice trasciende el pensamiento de nuestros días; atraviesa muchas ideologías populares y comportamientos que promulgan: “Es nuestra cultura”. Usted tiene que decidir que lo que Dios dijo en la Biblia sobre la felicidad y la satisfacción será la guía cultural para su hogar.

3. Esfuércese en separar lo bíblico de lo cultural.  Pregunte; “Esta practica me molesta porque soy de una generación diferente o existe algo intrínsicamente malo que se contrapone con la Biblia?  Recuerde, la cultura no es buena o mala, aparte de lo que Dios dice, y eso es lo que tiene que decidir.

4.  Controle la cultura que rodea a su familia.  Las tres influencias más fuertes en las vidas de sus hijos son: 1.  su familia inmediata, 2.  la presión de grupo, y 3.  los medios: TV, y videos en su casa.

5.  Asuma la responsabilidad de su propia vida y familia.  Dios dijo de Abraham quien luchó contra la cultura: Yo lo he elegido para que instruya a sus hijos y a su familia, a fin de que se mantengan en el camino del Señor y pongan en práctica lo que es justo y recto…” Génesis 18:19.  Abraham tomó algunas decisiones que afectaron a  su familia, y si usted hace lo mismo, se verá envuelto en circunstancias que le perjudicarán.

6.  Acepte y asuma su paternidad! Acepte la responsabilidad que viene con su hijo.

7.  Finalmente, permita que la oración sea su protección. Pida al Todopoderoso que mantenga Su mano sobre su vida y familia.

Lectura: Josué 24: 1-27