La Necesidad del Amor

August 13, 2013
PPV2 160 x 160

Script

The Need for Love

Dios puso en cada persona la necesidad de ser amados, pero también hizo las provisiones para que esa necesidad fuera satisfecha. Recuerdan aquellas palabras tan conocidas del Apóstol Pablo escribiendo a los Corintios, “Tres cosas permanecen; la fe, la esperanza y el amor; pero la más importante de las tres es el amor.”

¿Se ha preguntado alguna vez, “¿Que ha pasado con nuestra capacidad para amar?”  ¿Ha sido afectada por las condiciones políticas y sociales de este mundo?  O acaso el problema ha sido nuestro deseo egoísta de encontrar nuestra propia gratificación.  ¿Hemos confundido el amor y el sexo de tal manera que ya no comprendemos la diferencia?

Me hice estas preguntas cuando leí sobre una criatura de tres años que después de un accidente de tránsito quedó paralizado del cuello para abajo. Lo que fue más triste es que su madre rechazó al hijo porque no quería cuidar a un  niño inválido. El médico que atendió al infante le contó a su esposa la situación del niño. Fue entonces que ella empezó a visitar a la criatura todas las tardes. Ella y su esposo terminaron adoptándolo y le dieron el amor que el niño necesitaba.

Existen miles y miles de niños que han sido lastimados emocional y sicológicamente por la falta de amor de sus padres.  Al hablar con consejeros en las cárceles juveniles se descubre que casi todos los delincuentes juveniles tienen una cosa en común. Se criaron en hogares donde faltaba el amor.    El hogar es la gran escuela donde una criatura  comienza a aprender lo que es el amor.  Cuando crece observando el amor en la vida de sus padres, en su propia manera empieza a practicarlo.

¿Pero qué de esos padres que honestamente confiesan no sentir amor por sus hijos?  Como el padre que puso píldoras de cianuro en la fruta de sus hijos para cobrar el seguro de vida de ellos?  Ese es un hombre que no siente amor por sus hijos.

¿Ha perdido usted la habilidad para amar? Entonces, es hora de comenzar a cambiar sus prioridades, lo cual comienza con el autor del amor, Dios mismo.  “Dios es Amor” escribió el Apóstol Pablo, y “el que no ama, no conoce a Dios.”  Si le permite que Dios toque su vida, tendrá una nueva capacidad parar que el amor brote de su corazòn.