ROMPIENDO EL HÁBITO DE LA MENTIRA

June 3, 2014

Speaker

Series

Language

PPV2 160 x 160

Script

June 3

ROMPIENDO EL HÁBITO DE LA MENTIRA

BREAKING THE LYING HABIT

 

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  1Juan 1:9

Qué puede hacer cuando la mentira se ha convertido en una forma de vida? Cuando al mirar a los ojos de una persona  le miente con la misma naturalidad que respira y duerme?

Cuando usted reconoce que el mentir es incorrecto, y quiere romper este hábito,  puede contar con la ayuda de Dios para cambiar. Siga las siguientes pautas.

Pauta #1: Si Dios ordena no mentir, también le dará el poder para lograrlo.  Cuando Pablo escribió a los creyentes en Colosas, él dijo, “No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo…” (Colosenses 3:9,10).

Lo que en realidad Pablo está diciendo es, “Ustedes solían hacer esto todo el tiempo. Pero ahora, dejen de mentirse, y sean renovados de acuerdo a la imagen de Cristo.”

Pauta #2: Acepte que la deshonestidad es un hábito que puede ser roto.  Cuando se convierte en hijo de Dios, el Espíritu Santo viene a morar en su vida.  En el pasado usted solía mentir sin pensar dos veces, ahora escucha una vocecita que le dice, “Eso no fue así!

Pauta #3: Entienda que la honestidad no es una opción sino una decisión constante.   Es un compromiso diario y permanente.  No se engañe al pensar, “No importa si miento en esta ocasión.” Puede contar con la ayuda de Dios para cambiar.

Pauta #4: Cuando cae de nuevo en la trampa del hábito de la deshonestidad, confiese su pecado y corríjalo.  La Biblia dice, “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” Se requiere coraje para esto, pero es una medicina poderosa.

Puede que diga, “La gente no me respetará si admito que mentí!”  Todo lo contrario, le admirarán por tener el valor de confrontar el hecho y corregirlo.

La honestidad es una forma de vida que a Dios le agrada y por la cual lo honrará. Decir la verdad le traerá grandes recompensas, sobre  todo la recompensa de una clara consciencia y el conocimiento de que usted está a cuentas con el Señor y su prójimo.  Es la única manera en la que se debe vivir.

Lectura basada: 1 Juan 1.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *