UNA GENERACION DE MENTIROSOS

June 2, 2014

Speaker

Series

Language

PPV2 160 x 160

Script

June 2

UNA GENERACION DE MENTIROSOS

A GENERATION OF LIARS

 

No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno.  Colosenses 3:9-10

Actualmente existen tantas clases de mentiras como hay individuos que justifican torcer la verdad para lograr sus propósitos.  Por un lado están los que creen en las “mentiras blancas,” un término que no hace más que cubrir la deshonestidad.  En otro lado, se ubican las mentiras flagrantes que la gente las dice para obtener ventajas que no las merecen y que de otra manera no serían suyas.

Cuán grande fue el pez que agarraste? “De este tamaño,” usted dice, sosteniendo sus manos a gran distancia la una de la otra, cuando la verdad es que el pez fue del tamaño que existe entre su pulgar y meñique.

Hace poco un hombre joven se sentó en mi oficina con su esposa, cuyos ojos estaban llenos de lágrimas. Ella ya no podía saber cuándo él le estaba diciendo la verdad o cuándo estaba mintiendo una vez más. “Le ha mentido a su esposa?” le pregunté. “Bueno sí, pero solo para protegerla,” él contestó.

No es de sorprendernos que nos hayamos vuelto cínicos, desconfiados, pensando continuamente que nos están engañando.  Qué ha sucedido?  Las instituciones tradicionales que enseñan los valores morales, religión y valores familiares, es decir, la iglesia y la familia se han debilitado.

Otros culpan a los medios de comunicación, en cuya mayoría se glorifica a la violencia y a la falta de moralidad.

Dios dice que la honestidad es un valor fundamental que hace funcionar a la sociedad.  En las visiones de Juan en Patmos, él registra las palabras de Dios y las expresa así, “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” (Apocalipsis 21:8).

La próxima vez que se sienta tentado a mentir, pregúntese, “Cuántas veces tengo que mentir, hasta que Dios me considere un mentiroso?”

Si la honestidad ya no está de moda, es tiempo de que la haga renacer.  El decir la verdad no solamente es la mejor opción, sino la única.

Lectura basada: Colosenses 3:1-10



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *